Bienvenido al Blog de All2grow, grow shop online para el autocultivo de marihuana 972 487 921|info@all2grow.com

¿Cómo se utiliza un vaporizador? Guía para quién quiere empezar a vapear.

1. Tipos de vaporizadores

Hay dos tipos de vaporizadores: portátiles y de escritorio. Los primeros se caracterizan por ser de pequeñas dimensiones y fáciles de llevar, los segundos, en cambio, son de enchufe y difíciles de transportar por sus grandes medidas.

De portátiles hay de diferentes tipos:

  • Cigarrillos desechables: son de un solo uso porque están formado por una única pieza, por lo tanto, cuando se acaba la batería se debe tirar el cigarrillo. Son prácticos para empezar a vapear, ya que no debes pensar en nada, ni en limpiarlo, ni en llenarlo, ni en cambiar algunas piezas. El único dato negativo es que, al ser tan pequeños, no tienen prestaciones elevadas, por eso también son perfecto para los novatos.
  • E-cigarrillos: son de tamaño mediano, son la opción más popular ya que tienen una autonomía mayor y producen mucho vapor. Son vaporizadores muy prácticos, duraderos y cómodos y hay de varios modelos, pero todos con el mismo tipo de rosca, esto hace que haya muchos accesorios compatibles con todo tipo de e-cigarrillo. Estos se venden en diferentes kits, tanto individuales como dobles, con baterías y resistencias de reserva.
  • APVs o MODs: son los vaporizadores personales, los cuales dan una experiencia mayor al consumidor, ya que tienen una baterías más resistente y son fácilmente personalizables. son perfectos para los vapeadores más exigentes.

Vaporizador de escritorio (All2grow, 2018)

Cigarrillo electrónico Mini

E- Cigarrillo

Vaporizador Personal (SMOK, 2018)

2. ¿Cómo se utiliza un vaporizador?

Los vaporizadores portátiles son fáciles de utilizar:

  1. Primero de todo hay que llenar el cigarrillo del líquido que hayamos escogido.
  2. Sucesivamente, el líquido llegará a la resistencia mediante unas mechas de sílice.
  3. Una vez llegado el líquido a la resistencia sólo tendremos que darle al botón, que dará energía a la resistencia, la cual se calentará.
  4. Cuando la resistencia haya llegado a la temperatura adecuada empezará a evaporar el líquido.
  5. Al inhalar, el vapor pasará por la boquilla, saliendo así del vaporizador.

Vaporizador desmontado, piezas de un cigarrillo electrónico (SMOK, 2018)

Los vaporizadores de escritorio tienen otras formas de uso:

  1. Lo enchufamos a la corriente, lo encendemos, elegimos la temperatura del vaporizador y apretamos el botón “Heat”.
  2. En cuanto esté a la temperatura escogida, se encenderá la luz amarilla de “control” y se apagará la roja.
  3. Colocamos la boquilla con los aceites o las hierbas en la parte superior y le damos al botón “Air”.
  4. Se impulsará aire dentro de la bolsa, la cual se llenará y calentará las sustancias que queremos vapear.
  5. Al cabo de media hora estará lista para vapear.

Vaporizador desmontado, piezas de un vaporizador de escritorio (growshopog, 2018)

3. ¿Qué baterías hay?

Para poder utilizar al máximo tu cigarrillo electrónico debes saber que baterías hay y cual te conviene más.

Hay dos tipos de baterías:

  • Las baterías incorporadas, de los cigarrillos desechables, que se utilizan sólo una vez y no son recargables.
  • Las baterías intercambiables, de los cigarrillos más avanzados. Son recargables y se cambian cuando se estropean sin necesidad de cambiar todo el cigarrillo.

4. ¿Cómo limpiar mi vaporizador?

Es importante limpiar bien el vaporizador para que dure lo máximo posible y para no perder sabor a la hora de vapear, para ello hay que:

  1. Desenroscar y vaciar el líquido (para ello puedes ayudarte con agua.)
  2. Sucesivamente, sumergirlo en un vaso con gaseosa o soda durante 10 minutos.
  3. Pasados los 10 minutos hay que pasarlo por el grifo para quitar toda la soda.
  4. Secarlo, pero sin usar calor o secador.
  5. Volver a enroscar y llenarlo de líquido y ya estará.
2018-07-27T07:19:16+00:00julio 25th, 2018|PRODUCTOS, VAPORIZADORES|0 Comments

Deja un comentario