Consejos para cultivar marihuana

Los 10 mejores consejos para cultivar marihuana en exterior

1. Seguridad ante todo.

Elegid un lugar lejos de caminos transitados donde pueda llegar el olor de vuestras plantas en la fase de floración. No comenteis demasiado que cultiváis marihuana, y es que cuanta menos gente que lo sepa, menor la probabilidad de que te roben.

2. La genética es fundamental.

Deberíais tener en cuenta el clima de tu zona, la disponibilidad de agua y demás factores que puedan influir en el cultivo. Si no sabes distinguir plantas macho y hembra, comprar semillas feminizadas, te evitarań disgustos y trabajo. Si vas a marchar de vacaciones, planta semillas autoflorecientes que puedas recoger antes de irte.

3. Preparar la tierra.

Lo mejor es hacer una mezcla con un sustrato hortícola de calidad, con perlita añadida y si puede ser con humus de lombriz. Si quieres ahorrar en abono de crecimiento también puedes añadir un poco de estiércol maduro, pero nunca más de un 10% del volumen total de tierra.

4. Trasplantar cuando toca.

Si habéis germinado las semillas o conseguido los clones en algún sitio, lo ideal es dar un pequeño crecimiento antes de trasplantar al hoyo definitivo. Si vuestras plantas tienen tres o cuatro nudos, ya están listas para crecer en la tierra, sin el riesgo de que algún depredador se las coma enteras.

5. Que no falte el agua.Si el suministro de agua es limitado, conseguid un depósito al que podáis añadir garrafas de agua o llenar con agua de lluvia. Otra opción para cultivos en secano es el uso de polímeros absorbentes, capaces de retener hasta 10 veces su peso en agua y liberarla a medida que tus plantas la necesitan.

Consejos para cultivar marihuana

Más consejos, igual de importantes!

6. Escoger un buen abono.

Averiguad qué tipo de agua usáis para regar (blanda o dura) para elegir la gama de abonos más adecuada. El calcio es fundamental para la marihuana, así que si vais a regar con agua de lluvia, necesitareis una gama para agua blanda.

7. Controlar las plagas.

Cómo en todos los aspectos de la vida, es mejor prevenir que curar. Cuando se cultiva marihuana en exterior suele haber ataques de plagas como saltamontes, pulgón o la temida oruga del cogollo. Usad productos preventivos de composición orgánica y no será necesario envenenar la planta con pesticidas químicos.

8. Podar para ganar producción.

Muchos cultivadores de exterior dejan crecer sus plantas a su libre albedrío, pero eso no está bien. Tal y como hacen los agricultores con los frutales, hay que podar las plantas de marihuana antes de que empiece la floración para dejar las ramas más fuertes y que recibirán más luz. Esto hará que todos los cogollos sean de calibre grande y más fáciles de manicurar.

9. Controlar el punto de maduración.

Con plantas de gran tamaño, no todos los cogollos maduran  a la vez. Los cultivadores profesionales cosechan sus plantas en dos y hasta tandas, según el punto de maduración de los tricomas. Para saberlo con certeza, es imprescindible el uso de una lupa microscópica.

10. Secar en un sitio adecuado.

Aunque no lo parezca, este es uno de los puntos más importantes del cultivo, pues un secado adecuado puede convertir un producto normalito en una hierba de calidad. Y al revés, una buena hierba puede estropearse por un mal secado. El sitio para secar debe ser oscuro y bien ventilado, la humedad ambiental y la luz solar son los peores enemigos de la marihuana.

Consejos para cultivar marihuana

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *