La importancia de la EC en el cultivo de cannabis

En este post nos centraremos en explicar qué es la electro conductividad (o EC), la importancia de medir la electro conductividad para obtener buenos resultados en nuestros cultivos de cannabis y qué niveles son los adecuados para cada tipo de planta. Finalmente, os daremos consejos sobre cómo mantener unos niveles correctos utilizando fertilizantes y sustratos adecuados. El resultado serán plantas de marihuana más sanas y fuertes con una mayor productividad.

Cultivo de marihuana

¿Qué es la electro conductividad?


La electro conductividad, EC o conductividad eléctrica es la capacidad que tiene un material o sustancia para transportar la electricidad. En el caso del cultivo de marihuana, nos interesa la electro conductividad del agua ya que será un indicador de los nutrientes disueltos en ella.


¿Cómo puedo medir la EC?


Hay diferentes tipos de medidores de electroconductividad. Existen los medidores de bolsillo, tipo lapicero o las lanzas como el Truncheon

Truncheon de Bluelab

También hay medidores de medición constante, que utilizan sondas que permanecen en el depósito y marcan los valores de EC, pH y temperatura como el Combo.

Combo de Bluelab

A la hora de utilizar los medidores de EC, aconsejamos recoger muestras tanto del depósito de nutrientes como del sustrato. En el caso de cultivar con tierra, se puede usar como referencia el agua que drena de las macetas.


¿Cuáles son los niveles de electro conductividad adecuados?


Es muy importante tener en cuenta que los niveles de EC no son una cifra constante sino que deberán ir en aumento a medida que tu planta crece. La lógica es: cuanto más grande es tu planta de cannabis, más alimento necesitará y por lo tanto el agua de riego tiene que ser capaz de conducir con mayor facilidad estos nutrientes. Te dejamos una tabla orientativa de pH y EC óptima según el tipo de planta.

Tabla orientativa plantación indoorSATIVAÍNDICAHÍBRIDA
Semana / ValoresPH   ECPH   ECPH    EC
1ª (plantación)5,6  1,05,7   1,05,7      1,0
2ª(crecimiento)5,7  1,45,8   1.45,8      1,3
1ª (floración)6,0  1,56,0   1,46,0      1,4
2ª (floración)6,1  1,56,1   1,56,1      1,5
3ª (floración)6,2  1,66,2   1,56,2      1,6
4ª (floración)6,3  1,66,3   1,66,3     1,6
5ª (floración)6,4  1,66,4   1,66,4     1,6
6ª (floración)6,5  1,76,5   1,66,5     1,7
7ª (floración)6,6  1,76,5   1,76,5     1,7
8ª (floración)6,7  1,86,5   1,86,5     1,8
9ª (floración)6,8  1,86,5  lavado6,5     1,8
10ª (floración)6,9  1,7—    —6,5  lavado
11ª(floración)7,0  1,6
12(floración)
7,0  1,6
13(floración)7,0 LAVADO

Atención con el agua del grifo


En el caso del agua de grifo, tiene diferentes minerales disueltos y además contiene otros elementos como cloro, cal o sodio. Si la EC del agua del grifo es 0,3 o más, se considera agua dura y debe de ser tratada antes de usarla para una solución de nutrientes. El agua deberá tratarse con un filtro de osmosis inversa antes de agregar nutrientes al cultivo. Este tipo de tecnología de limpieza realmente mejora la calidad del agua al filtrar cualquier acumulación de sales, aumentando así la absorción de nutrientes por el sistema radicular.

Filtro de osmosis Growmax

El agua tratada mediante osmosis inversa nos deja más espacio para agregar nutrientes, que nos permitirán llegar a niveles altos de producción.


¿Cómo podemos regular los niveles de electroconductividad?


Si vemos que estamos por debajo de los niveles recomendados de EC debemos aumentarlos añadiendo fertilizantes biológicos o minerales siguiendo las recomendaciones de su tabla de cultivo.

Un buen ejemplo de fertilizantes de buena calidad para mantener una electroconductividad correcta serían los de OAK Nutrients. Son bio minerales, ideales para turba, coco e hidroponía. Con ellos puedes optimizar la calidad y rendimiento de tus cosechas, ya que son nutrientes con todos los activadores de procesos biológicos y micronutrientes esenciales. Esto significa que con OAK Nutrients no necesitaremos productos complementarios. Además, son nutrientes altamente concentrados, por lo que ahorrarás considerablemente en tus gastos y volumen de producto para cada cultivo.

En el caso de tener niveles de EC por encima de los recomendados se tendría que proceder a enjuagar el sustrato con un corrector de sales y reducir la EC en el siguiente riego hasta nivelar los valores adecuados. 

Otro caso en el que deberíamos usar un corrector de sales es si la EC del medio de cultivo o sustrato es sustancialmente mayor que la del depósito. Eso significaría que las sales se han acumulado en el sustrato. 

Por otro lado, para poder mantener la EC bajo control durante todo el cultivo sin necesidad de realizar muchos ajustes lo mejor es contar con un sustrato con la EC moderada como este light mix.


Conclusiones


En conclusión, la calidad del agua es muy importante y requiere algo de trabajo. Hay que recordar siempre que cada técnica de cultivo y cada variedad de cannabis tienen un rango de EC ideal para un crecimiento y una floración óptima.

También hay que tener en cuenta la calidad de los fertilizantes y abonos. Asegurando que aportan todos los nutrientes importantes, como el caso de OAK Nutrients. En conjunto con la calidad del sustrato y las técnicas adecuadas de cultivo, podrás conseguir la mejor cosecha, de excelente calidad.

¿Tienes alguna duda? ¡Déjala en los comentarios y te responderemos lo antes posible!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *